martes, 6 de junio de 2017

Derrotada

Ya me da igual todo, de una mano a otra sigue siendo el mismo juego, una marioneta manejada por otras manos. Esta vez no soy yo la que quiere y me está desgarrando muchísimo, como que me siento derrotada por mí también. Sin fuerza, sin motivación sin decisión no se puede.
Estoy en un estado de shock por el que recuerdo haber pasado y hay otras cosas que tampoco recuerdo que hayan sido así. No hay sueños y será por eso que estoy con la mirada perdida. 
Recuerdo que en ocasiones anteriores lo di todo o casi todo de mi, aún teniendo aquellas pesadillas por las noches al día siguiente volvia a ponerme en pie. Esta vez parece tan distinto, terror y asco me da ahora lo que hasta hace no mucho disfrutaba y me relajaba. Miedo al cambio si que sentí, pero pavor a realizar ciertas actividades nunca. 

lunes, 22 de mayo de 2017

Destellos

A veces te sientes cerquita de La Luz, relativamente, pero asusta, tiemblo que me corten los pies o que se suelten mis cadenas. No entiendo porque. Si todo esto lo odio y es tan sumamente peligroso y cruel... que es lo que me da tanto miedo? Pensar me asusta demasiado que me inhabilita y bloquea los días del calendario. Cierto es que está vez he sido yo la que ha salido victoriosa y sin saber en algún momento como te he superado.  Es solo una mas, una más de tantas y tantas que hemos tenido y las que no porque las hemos rehuido. Una mas... no quiero que lleves mi control ni que me sigas en todo, ni dejaré que me derrotes por mucho que encima de mi estás. Confórmate con haber desviado mi vida, robado mis sueños y mis planes pero no me llevarás a la muerte. No te voy a rogar nada porque no estás a la altura , soy yo la que conseguirá cualquier cosa buena, de mi depende. Si que tengo miedo de alejarme de esto y no lo entenderé pero no me vas a llevar tan lejos como me tuviste, con el fondo de las sirenas que ni siquiera oía. 

martes, 11 de abril de 2017

Vacía

Esto es una pesadilla, otra más, pero no encuentro un poco de tranquilidad para conciliar el sueño. Es un pesadilla de la que no logró despertar y no estoy dormida. Estoy vacía 

lunes, 21 de noviembre de 2016

La gota, noviembre

Por suerte o no, hoy no es el día en que la gota colma el vaso y todo se desmorona. No obstante, desde hace días, parece que es la última. No puedo más, necesito vaciar este vaso, pues pesa demasiado ya y estoy demasiado débil.

Es el momento en que ya no es solo el sentirse humillada, despreciada y no valorada, si no que mucho más lejos de eso no tengo seguridad ni confianza alguna en mi, lo que repercute que hacía el resto también. No soy nadie y no es solo una forma de hablar, perdí quien era hace tiempo ya y no he vuelto a reconocerme.

He renunciado a algo por creer que hacer el bien para los demás, ya no me importa y por eso he tomado esa decisión. Que más da el futuro si es probable que o haya. Lo que hay es hoy. 

Hoy me gustaría no tener la capacidad de guardar recuerdos para así no acumular sufrimiento.

No es ninguna despedida, como antes dije, esta no es la última gota, me queda acudir a lo desconocido y eso me da
un poco de miedo, estoy sola.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Mi realidad, mi punto de vista de la vida, es así aunque no lo quiera

1. Uno no puede “simplemente comer”, el mundo dentro de nuestras cabezas es sumamente retorcido y controlador, es una prisión en blanco y negro, te hace tener miedo a todo aspecto de la vida que esté fuera de control.

2. Aunque uno parezca saludable, puede que no lo esté, física y emocionalmente. Los TCA se manifiestan de diferentes formas.

3. La recuperación es larga y difícil. Si hablo bastante acerca de ella, es porque afecta todos los aspectos de mi vida.

4. Desearía que las personas entendieran mi soledad.

5. La recuperación es una decisión personal, desarrollar un TCA definitivamente no lo es.

6. Un TCA no puede dejarse así nomás. La recuperación requiere cambiar por completo mis procesos de pensamiento, mi forma de ver la comida y a mi cuerpo.

7. Cuestiones básicas como asistir a una reunión familiar, salir con un amigo o dejar la seguridad de la casa por un momento no son tan simples para una persona que sufre un TCA. Tengo que pasar por todo un proceso de dificultades mentales, simplemente para hacer eso.

8. La recuperación del peso corporal no significa que has derrotado a tu TCA. Es una lucha diaria, la recuperación significa mucho más que ganar peso.

9. Los TCA no son acerca de “querer ser delgado” o “comer demasiado”, tampoco se trata de no preocuparte por tu cuerpo y hacer decisiones equivocadas.

10. La raíz de los TCA no es “la vanidad”.

11. Los TCA son enfermedades serias cuyas consecuencias amenazan la vida de las personas.

12. Un comentario como “no parece que tu sufras un TCA” puede ser extremadamente desencadenante y peligroso.

13. Los TCA no discriminan, no son exclusivos de la adolescencia, afectan a jóvenes, hombres y mujeres.

14. No se tratan de que un día te despertaste y decidiste dejar de comer.

15. Quisiera que las personas entendieran lo fuerte que es mi TCA.

16. Un TCA no es una etapa o una meta, es una enfermedad y punto final.

17. Nuestro TCA es egoísta, nosotros no.

18. Desearía que las personas entendieran que mi TCA no solamente domina mis hábitos de alimentación; domina mi vida entera, cada pensamiento, cada acción.

19. No se trata de comida o peso. Es mucho más profundo que eso. Usamos nuestro TCA para enmascarar algo mucho más profundo. Esto no es acerca de un estilo de vida o de una decisión.

20. No se trata de un “Trastorno Glamoroso”. Es una enfermedad mental seria.

21. Cuando hablo sobre mis luchas con la comida, no lo hago para llamar la atención.

22. Las cosas no son como parecen. El hecho de que comas no significa que estas mejor. Si ganaste o perdiste peso no significa que ya no tienes un TCA. Si te ves sano no necesariamente significa que estás bien.

23. Sin importar cuán adelantado estás en tu recuperación, los comentarios, aunque sean mínimos, siempre duelen.

24. La comida es el síntoma, no la raíz del TCA. Se tratan del estado psicológico de las personas.

25. La experiencia de cada persona que sufre un TCA es diferente.

26. Los TCA no son dietas mal manejadas.

27. Duele escuchar que te digan “Quisiera tener tu disciplina”.

28. Deseamos poder vivir nuestras vidas en libertad.  Desearía poder salir a cenar con mi novio o disfrutar de una cena de navidad o simplemente una cena de familia.

29. “Anoréxico”, no es un adjetivo.

30. Lo que ustedes ven es solo la punta del “iceberg”.

viernes, 9 de septiembre de 2016

😶

Cada vez más perdida, estoy bastante desorientada, empiezo a sentirme incluso   humillada. No sé donde agarrar, cuando más necesitas una mano y no la tienes, no confías. Siento un vacío casi continuo,  no sé cuál es mi vida sin embargo sé que no he nacido para esto.